V de Viaje 02: El tesoro de Gollum está en Torrelodones.

Que los seres mitológicos no existen, es falso. Y tampoco creas que se quedan en el campo de la imaginación. Mi modesto pero ávido paladar da fe. Llámales duendes, genios… o trasgos. Y en el reino astur, los trasgus son algo cotidiano, habitual. Tanto como comer, y comer bien.

Edu es feliz con su obra. Una antigua hamburguesería con la ciudad de Madrid en el horizonte tuvo que ser tomada por un ejército de geniecillos de gusto exquisito. Alguna noche de verano se convirtió en lo que ahora es: el templo del tesoro. Mi tesoro, que diría cierto trasgu. Un tesoro para los paladares más exquisitos.

Como todo templo legendario, fue visitado por un Rey. Su Majestad Juan Carlos I se pidió un menú ligero, pero repitió. Otros reyes de la fama buscaron su tesoro, y lo tuvieron. Las medusas, ajenas al tras(gu)iego, siguieron nadando en su piscina pausadas, infundiendo tranquilidad de colores a la velada.

Yo no conozco mejor primera parada para un largo viaje como este. Una noche de verano me vio llegar con el V40 a repostar, pero no combustible, que no sería necesario hasta mucho después, sino vitalidad y espíritu alegre antes de plantarme a orillas del mar. Las barritas energéticas de Tibermotor que con cariño aparecieron en la guantera no eran suficiente.

Una ensalada de virutas de foie, y mis queridas cocochas de merluza, junto a otras delicias tuvieron la culpa de que mi partida se retrasara unas horas. Mereció mucho la pena.

Edu me deslumbró con la cocina, y yo con el volante. Prestarle un nuevo Volvo V40 a un sibarita harto de ver deportivos de primera clase y que alucine con su suavidad y potencia, todo es uno.

Hay cosas que no tienen precio, el tiempo de calidad es mucho más que un lujo: una necesidad. Ver la luna salir entre las hojas de los árboles mientras tu paladar se deshace en placer es, por decirlo fácil, necesario para soportar un día a día mucho más prosaico. Para eso, siempre hay tiempo.

El Trasgu. El tesoro que esconde el genio.

Comparta sus opiniones