Pinchando sobre ruedas y en un estadio

Hay Otro Camino con Ivan CamachoIván Camacho. El portero del Leganés que la crisis del deporte hizo DJ. Un muchacho que con apenas 20 años acumula más de un millón de seguidores (y seguidoras) en Twitter. Personas de todo el mundo que quieren saber más sobre este chico sencillo de los alrededores de Madrid.

Cada fin de semana su melena deja ver unos auriculares y pincha temazos mientras cientos de manos se alzan a un ritmo que no se pierde nunca.

Lo que no captan los ojos a la luz del estroboscópico (eso que da destellos, para los no expertos) es a más de una admiradora tocando lo que no suena mientras Iván hace lo que puede por no perder la concentración. Caso real.

Así es el mundo del DJ moderno.

Y para colmo no se me ocurre otra cosa que meternos con todo un CX-3 DENTRO del estadio del Leganés, en el Butarque. Armados con una bola de espejo de las de toda la vida y con una mesa de mezclas que camuflé bajo la guantera.

Sobre cómo acabé marcándole un gol o cómo llegué a ponerme unas gafas de sol de los 70 mientras bailo en el asiento del conductor no diré nada. Lo mejor es verlo.

Eso sí, me quedo con un mensaje claro para los jóvenes: “nada es imposible si trabajas duro”, como el propio Iván Camacho dice. Y por experiencia.

Yo le creo.

Comparta sus opiniones