Música… ¡como para una boda!

1983. Entre trago y trago de mi refresco de cola me cebo con el single de 45 r.p.m. “Relax” de Frankie Goes To Hollywood. El parón del “hoooaah” me sirve para poder hacer scratch y cambiar a otra de las joyas de la época: “What a feeling” de Irene Cara. El público baila agradecido. Así es como el adolescente Juanma Ortega se inicia en esto de poner música a las fiestas: en una masía de la Costa Brava que se encargaba de dar parrilladas y sangría a los turistas que desembarcaban a centenares en autocar.

Allí fue dónde aprendí hace casi treinta años los secretos de cómo subir y bajar el ritmo, sorprender cuando hace falta y usar los éxitos del momento con inteligencia, apoyándome en los grandes clásicos que todo el mundo espera escuchar. Lo que cualquier buen DJ que trabaje en la BBC (Bodas Bautizos Comuniones) conoce.

En mi memoria se guardan Historias de la Cabina inolvidables, como la sesión que se marcó el amigo Tony Aguilar en mi propia boda, o el día en el que en el enlace de Alejandra Prat y Juanma Alcaraz en Mallorca un operario decidió que a las ocho de la mañana no eran horas de andar bailando y me desenchufó el equipo. Con cientos de personas todavía bailando con la corbata en la cabeza y sin tacones, tuve que pedir que volvieran a dar la luz para poder sacar mis cd del equipo. Todos recordamos que hace veinticinco años o más se estilaba poner “lentas” en medio de la sesión para que los jóvenes bailasen agarraditos. Bajar las luces y encontrar temas como “I Wanna Know What Love is” de Foreigner o “Still Loving You” de Scorpions era todo un arte. En una ocasión en la que el público estaba absolutamente encendido y se estaban moviendo como auténticos salvajes cambié a lentas y el personal siguió bailando exactamente igual. No comprendí nada hasta que me dijeron que era la fiesta de una convención de sordos (caso real).

En estas tres décadas he tenido el placer de animar todo tipo de fiestas, usando sin piedad música sin tregua hasta que se cierra el local o hasta que la autoridad decida que no va más. Y sigue siendo algo que me encanta hacer. Este fin de semana, una boda.

Las peticiones al DJ normalmente se basan en criterios muy personales, y pocas veces suelen ser los de la mayoría. Aunque en las discotecas de todo el mundo he visto dejar papelitos con sugerencias, aquí se sigue agarrando al DJ y gritándole al oído que “meta caña” (sea lo que sea lo que el otro entiende como “caña”) y proponiéndole que ponga “buena música” (refiriéndose a lo que a él le gusta). Pero bueno es hacer caso al personal, que para eso la fiesta es para ellos.

El Universo 2.0 ofrece posibilidades estupendas: he abierto una lista en Spotify llamada “Bodas”. Todo aquel que quiera proponer canciones, solo tiene que volcarlas. Luego es el DJ el que decide, pero bueno es dar la posibilidad de opinar. Y lo mejor de todo, cualquier profesional o aficionado que tenga que animar una, ya tiene una lista en la que fijarse.

Que no falte “YMCA”, o “I Will Survive”, por favor. ¡Vivan los DJs de las BBC!

13 Comentarios

Únete a la conversación y cuéntanos tu opinión.

Iñaki Bageneta
23 junio 2011 en 7:18

¡Juanma, qué recuerdos! Leer este post ha provocado en mí una regresión “ipso facto” de aquellls gloriosos de días de platos giradiscos, carpetas de vinilos y cintas de cassete. Como última versión de este genero de los “DJs de la BBC” he de señalar las despedidas de empresa por jubillación tal y como me ocurrió hace no mucho tiempo. Una variante ciertamente curiosa. La técnología cambia, los clásicos en las fiestas no. ¡Arriba la Carrá, Boney M y el megamix de Grease! ¡Don’t stop the music!

Roberto
23 junio 2011 en 7:21

La única pega a mi boda fue que no pudo venir a pinchar el DJ que me hubiera gustado. Y eso que ya estaba todo hablado.
Pues no que se le ocurrió a alguien decir que le concedían la Antena de Oro a ese DJ y se le entregarían ese día (09-07-2005).
Espero contar con él para el 25 Aniversario ¿no? 🙂

juanma
23 junio 2011 en 7:22
– En respuesta a: Roberto

Esa te la debo.

El Aguilar
23 junio 2011 en 7:35

No olvides el momento NEW RADICALS en medio de la cena…lo siento, fue un arrebato que me dió!!!! Pero los invitados bailando al lado de su silla dejando de comer por un momento será algo que recordaré toda la vida. Os quiero!
PD: Sugerencia de IMPRESCINDIBLES en el modo FIESTUKI ON en este verano: Danza Kuduro (Don Omar) y Bailando por Ahí (Juan Magán).

juanma
23 junio 2011 en 7:37
– En respuesta a: El Aguilar

¿Olvidar? Eso fue lo mejor. Las fotos lo atestiguan. No sería la boda más glamurosa, ni la más pomposa, pero en las fotos se nos ve a *todos* disfrutar. Para mí eso es lo que vale, y tú tuviste mucho que ver en eso… Gracias por las recomendaciones.

Eva
23 junio 2011 en 10:50

¡¡Qué bien lo hemos pasado todas las veces que has pinchado!!¿Y ese Valladolid de moda, en el que terminé subiéndome al escenario a hacer de gogó? ¿Y el Cañizares del Olivar, que tardamos 8 horas en llegar, y fue uno de los motivos para sacarnos el carné, y luego pensaban los del pueblo que las espectculares gogós eran “puticas”? ¡jajajaa!

juanma
23 junio 2011 en 10:51
– En respuesta a: Eva

Esas fiestas populares en las calles de Vitoria. Ahí tuve a una go-go tremenda. Se llama Eva, aunque ya la conocía. Es más, venía conmigo. Me acabé casando con ella.

Raul Fernández
23 junio 2011 en 12:20

Otro de esos míticos momentos en una sesión es cuando alguien (muy indignado) se acerca a la cabina y le comenta al dj (entre gruñidos) “Pon otra canción, que esta no me gusta”. En ese momento el dj levanta la mirada de los platos y ve a toda la pista bailando y al o a la personaje con cara de pocos amigos…

juanma
24 junio 2011 en 7:17

Y que como no hagas caso, resulta que eres un borde…

Marisa
24 junio 2011 en 15:25

Pues yo uno de los temas que no puedo dejar de cantar y bailar este verano es el de LMFAO “Party Rock Anthem”… si la pones, acuerdate de mi (jajajajaj, es la canción que he estado canturreando toda la mañana en la ofi y que no se me va de la cabeza desde que la escuché “Everyday i’m shuffelin!!!! TI TI TI TI TIII TI…”)
Por supuesto tampoco debe faltar el “On the Floor” de mi “Mari Jenni” y (aunque no soporto la canción) que no falte tampoco el “Rabiooo-sa” de “la chica esa rubia que sale con uno del barça”.
Pero ya para que haya un “partimiento” en condiciones y animar a que la gente se haga un “brikindans” ponles el ROCKIT DE HERBIE HANCOCK. Con eso te cubres de gloria bendita “Mr. Dj”. Jajaja.
Un besito.

Isidoro
25 junio 2011 en 16:09

Tambien en una fiesta revival de los 80´s recuerdo que estaba pinchando el tema Why I can´t I be you de The Cure:
http://youtu.be/MI0a9hTh5AU
lo suelto desde el grito de Robert Smith y la pista explota y se acerca una chica (bastante atractiva) y me dice que si eso es musica de los 80 que vaya ignorante que eso es rock and roll de los 60 que lo quite y ponga por ejemplo a los Modern Talking…..jajaja….que si que tambien es musica de los 80 pero en ese momento estaba poniendo esa que me puso a la pista a tope de animada, además con las herramientas actuales hice un bucle y lo mezclé con el Walking on Sunshine de Katrina and the Waves y me quedó mogollon de chulo……Bueno, son tantas historias que tenemos que contar los que hemos estado detras de una cabina tantos años que…..

damian
29 enero 2012 en 12:08

BUENAS JUANMA,RECUERDO CUANDO ME COMPRÉ EL SCRATCHIN 10,CREO QUE FUÉ EN NAVIDADES,AÚN CONSERVO LA CASETTE,MENUDA JOYA DE MEGAMIX,Y ESCUCHAR ESOS SCRATCHES AL FINAL ,FUÉ TODO UN REGALO DE REYES,GRACIAS!!!

juanma
27 marzo 2012 en 23:10
– En respuesta a: damian

Inolvidable megamix… 😉 Gracias por devolverme el recuerdo.

Deja un comentario